LA ESTACIÓN DE VILLAFRANCA TÉRMINO. Parte 1.

A algunos de mis amables seguidores les ha parecido interesante mi maqueta de Villafranca Término. Aunque he comentado cosas de ella en otras entradas del blog, voy a explicar detalladamente el porqué, para qué y cómo he realizado el proyecto por si a alguien le sirve para desarrollar el suyo. 

Cualquier proyecto surge como respuesta a una necesidad humana. En mi caso, la necesidad se limitaba a ver desplazarse mis modelos de RENFE en una maqueta que no me ocupara demasiado espacio y no me obligara a desmontar mi maqueta de la DRG. Mis preferencias para la elección de temas se inclinan descaradamente por las estaciones, ya que es en ellas donde se realizan las maniobras y el movimiento de locomotoras, coches y vagones. En este caso con mayor motivo porque el espacio disponible no permitía una maqueta convencional.

Me imaginaba una estación pequeña, con movimiento de trenes cortos y posibilidad de maniobras.
Con esas premisas, aprovechando una pared de nueve metros de largo en la que la maqueta de la DRG pasa a una altura de 70 cm sobre el nivel del suelo, comienzo a calcular los anchos de los que podría disponer para no perder vista, ni perspectiva, sobre la maqueta existente. Tras pasar datos al papel, puedo utilizar una superficie con un ancho variable entre 30 y 40 cm y con una longitud de unos 7,5 metros. Así nace un espacio físico que más tarde se convertirá en Villafranca Término.

CIEN FOTOGRAFÍAS: LA VIGÉSIMO CUARTA



Mis locomotoras de la DB y la DR son mis grandes olvidadas, de manera injusta, ya que muchas de ellas fueron las que me animaron a seguir con esta extraordinaria afición que tantas satisfacciones me ha dado. Una de ellas es esta BR 65 de Fleischmann, que corresponde al segundo molde que hizo de la misma, ya que el primero, cuando todavía no estaban en escala 1/87, estaba descatalogado hacía unos cuantos años. Recuerdo la alegría que tuve al ver que volvían a reproducirla más fielmente y corrí a comprarla. Ha recorrido muchos metros con sus coches Convert de bogies y de tres ejes. Esta locomotora y la BR 94, en mi modesta opinión, marcaron un antes y un después en Fleischmann. Lástima que ya no exista la marca.

LA FOTO DEL DÍA 18/10/2007


Con motivo de la aparición de una nueva versión de la 333 de Roco, aprovecho para formar una de esas composiciones no habituales que tuvieron los Talgo III a lo largo de su vida. Aunque este tipo de composiciones tuvieran lugar a finales de los años 80, cuando las 333 ya llevaban la librea negra y amarilla (Taxi Barcelona) no me he resistido a utilizar mi nueva 333 para la foto. Pido disculpas a los puristas pero en una maqueta, a veces, pueden cometerse ciertas licencias. 

LIGERA PÁTINA EN UNIFICADOS

Los vagones unificados de Renfe han encontrado su hueco en la producción de modelos de Hornby-Electrotren. Esta serie de vagones con sus cajas repintadas sin añadir el menor detalle, sin ningún cambio o modificación que mejore el bastidor o la cinemática de enganche, reproduce unos modelos anticuados pero baratos de producir. Lástima que el precio se aproxime más al de un modelo actual y no al de su época de fabricación. 



Mejorar estas antigüedades obliga a una labor de superdetallado que pasa por eliminar el brillo a plástico de los modelos, cambiar estribos, añadir barandillas y patinar el conjunto.  Estas operaciones básicas permiten mejorar sensiblemente el resultado final del modelo, que como se puede observar es bastante sencillo y anodino.


CIEN FOTOGRAFÍAS: LA VIGÉSIMO TERCERA


"Naranjeros a principio de la década de 1960". Cuando empezaba la temporada de cosecha de las naranjas se podía leer en los periódicos aquello de "Una vez más los productos agrarios españoles se abren camino hacia Europa. Nuestras naranjas, auténtico sol de España, cultivadas por nuestros esforzados agricultores acabarán en las mesas de los gélidos países noreuropeos para dar a sus habitantes unos bocados de cálido y dulce sabor". Acompañada de una fotografía quizás parecida a esta.
Los trenes para la exportación de cítricos eran los únicos mercantes que tenían preferencia de paso sobre todo tipo de trenes, incluidos los Talgos. Muy característicos, con sus vagones marcados con la S del Sindicato de la naranja dentro de un círculo, si incluía una línea horizontal indicaba que era de dos pisos y si no disponía de ella que era de uno.
El antiguo Electrotren, y más recientemente K-train, han reproducido modelos correspondientes a cerrados J-300.000, con y sin balconcillo o garita. Electrotren también reprodujo los transfesa azules y rojos para la exportación, y hace unos meses, Maquetren ha sacado al mercado (con un número de unidades limitado) una pareja de unificados también con las marcas del Sindicato de la naranja, que le encargó a Electrotren-Hornby. Entre unos y otros, podemos montar naranjeros como corresponde para los que gusten de los trenes largos.